(787) 764 0000 x. 89000

Prepráctica y experiencias clínicas

Durante este segundo semestre del año académico 2016-2017, varios estudiantes de los cursos 4255, Las artes del lenguaje en las áreas curriculares del nivel secundario, y EDPE 4150, Metodología para la enseñanza de español nivel secundario, hicieron experiencias clínicas en la escuela Ramón Vilá Mayo y ofrecieron una clase de su materia. Los maestros les evaluaron mediante una rúbrica que se les proveyó.

Paola K. Viera – estudiante de Teatro

La clase ofrecida a los estudiantes de la escuela Ramón Vilá Mayo fue una muy enriquecedora. A principio los alumnos estaban tímidos y con un poco de vergüenza debido a que no querían que sus compañeros y amigos vieran lo que estaban haciendo. Como maestra en formación me di cuenta de ese detalle y les comenté que en la clase de teatro no había nada correcto ni incorrecto porque era un laboratorio y era momento para que ellos disfrutaran y fueran niños otra vez. Luego de haber dejado eso claro, el ambiente comenzó a cambiar porque los estudiantes estaban receptivos y prestos a recibir lo que tenía preparado para ellos.

Los alumnos fueron partícipes activos de cada una de las actividades y al formularles preguntas estos contestaban con experiencias personales. Pude notar a través de sus movimientos y composiciones una gran necesidad por expresarse y compartir lo que cada uno sentía. Además, pude observar que dentro de su ambiente cotidiano influye el bullying y el maltrato psicológico, pero dentro de todo esto se protegen entre sí.

Al finalizar la clase, los estudiantes tuvieron un momento de reflexión escrita (de forma anónima. Por otra parte, añado que existe una gran deficiencia en la gramática y ortografía) y puedo ser testigo que el teatro es una herramienta para la expresión. Al leer cada una de las reflexiones estos comentaban que durante los ejercicios se sentían libres y podían experimentar paz. Como maestra, no hay nada más gratificante que escuchar esas palabras, recibir las gracias y sonrisas departe de los alumnos.

No pienso estar en un salón de clases toda la vida, siento que mi llamado es a esto, a través del arte dar secciones terapéuticas, aún así soy maestra de corazón, pero mi meta es ir mucho más allá con las artes. Me encanta trabajar con niños y jóvenes y ver cómo se puede impactar sus vidas de manera positiva desde el gesto más sencillo hasta un ejercicio complejo de análisis y reflexión personal.

Noenis Quiñones – estudiante de Historia

Los estudiantes deben entender que los indios “Taínos” no llegaron de primera instancia a nuestra isla. Por el contrario, sucedió una evolución indígena hasta llegar a dicha etapa “taína”. Esto se demuestra a base de los hallazgos arqueológicos que existieron.

Durante la clase ofrecida a los alumnos de la Esc. Ramón Vilá Mayo, me sentí muy feliz y confiada junto a ellos. Pienso que tengo la capacidad para impartir conocimiento sobre Historia, pero siempre debo buscar la manera de mejorar y fortalecerme diariamente. Aprendí que para dar una clase, siempre hay que prepararse más allá del tema, por si aparecen preguntas de más dificultad. También, debo estar organizada para proyectar seguridad. La experiencia me ayudó a buscar los intereses de los estudiantes y contestar sus dudas fue algo gratificante, se siente como si la clase no quisiera terminarse. El manejo del tiempo también forma parte de lo que debo mejorar. Agradezco esta oportunidad y la realizaría todos los días.

Rafael Alonzo – estudiante de Español

La oportunidad de ofrecer una clase demostrativa a los estudiantes de grado 11 de la escuela Ramón Vilá Mayo fue además de un privilegio una experiencia enriquecedora. Antes, durante y después de la clase  atravesé por un proceso de reflexión profesional inolvidable. Primero, el hecho de planificar tomando en cuenta las necesidades de los estudiantes y el cumplimiento con los estándares del Dpto. de Educación es un reto no muy fácil. Segundo, durante el desarrollo de la clase podía percatarme de que era efectivo al momento de enseñar y que debía de mejorar para experiencias futuras. Tercero, después de terminar la clase y notar lo excelente que se comportaron los estudiantes, más que un estímulo es una señal de que nací para dedicarme al magisterio. Por último y no menos importante, escuchar a un estudiante decirte: “me gustó como organizaste toda la clase” me deja saber que valió la pena todo el esfuerzo realizado. Agradezco profundamente las enseñanzas del curso EDPE4150 acerca de cómo facilitarle al estudiante la comprensión de muchas áreas complejas de nuestra lengua española.

Kiara L. Ramos Tirado – estudiante de Biología

Fue una muy buena experiencia, ya que fue la primera vez que tuve que presentar una clase en una escuela.  El tema de herencia es un poco complejo y toma más de una hora poder entenderlo, a medida que daba la clase les hacía preguntas para corroborar si estaban entendiendo. Algunos sí y otros no por lo cual recapitulaba términos como heterocigótico y homocigótico, ya que creo que fue en lo más que tuvieron dificultad para entender. Cuando hicieron la actividad, ya que era necesario haber comprendido dichos términos, fui grupo por grupo y les preguntaba qué características les había tocado, les decía que miraran las letras si eran dominantes o recesivas y cuál se iba a reflejar. Así me contestaron correctamente y pudieron realizar su actividad. Creo que debo mejorar en darle más énfasis a la comprensión de conceptos para que puedan aplicarlo. También es un tema que depende de otros como meiosis y no sé si ellos comprendieron ese tema, de modo que es un factor que dificulta el poder entender el concepto.

Shadei E. Rodríguez Morales – estudiante de Historia

Fue una experiencia interesante y única. Me sentí al principio nerviosa ya que era la primera vez en preparar y dar una clase. Me sentí confiada para que los estudiantes no dudaran de mí. Los estudiantes se portaron bastante bien y me entendieron e hicieron ambas actividades felices y dispuestos. Le recomendaría a cualquier futuro estudiante que esté preparándose para ser un educador esta experiencia desde el comienzo de sus estudios, ya que te abre los ojos y te deja saber si realmente eso es lo que quieres. Para mí fue toda una adrenalina y me encanto, definitivamente es algo que quiero ejercer en mi vida.

Comparto algunas de las fotos y reacciones sobre la praxis de los estudiantes que ofrecieron sus clases.